Primeras conclusiones sobre la incompatibilidad entre método historicista y educación para la democracia

Visto todo lo anterior, podemos concluir que el modelo positivista-historicista y el canon alentado por la tradición y por los distintos agentes del ámbito literario no pueden atender nuestras demandas democráticas en el sentido de que en ellos se jerarquizan las voces, se ocultan y se invisibilizan aquellas que no se corresponden con el ideal del grupo que genera el discurso y se limita la posibilidad de cuestionar dicho ideal (basado sobre normas que han de aceptarse sin discusión), lo que convierte la asignatura en una mera actualización de un discurso regulador limitado a las obras canonizadas y exento de reflexión sobre su propia historicidad mediante el cual se pretende “borrar disidencias culturales y convertir lo heterogéneo y conflictivo en espacio homogéneo y armónico” (Bourdieau, en Zavala, 1995).

Entonces, no puede negarse que resulta fundamental sacar a la luz en nuestras clases esa ideología de género subyacente tanto en la mayor parte de las obras canónicas como en el discurso hegemónico “oficial” de la disciplina -que han difundido una estereotipada visión de las mujeres y ha ignorado a las escritoras respectivamente- porque, de no hacerlo, corremos el peligro de que estas actitudes desiguales se perpetúen en el futuro. Efectivamente, no creo que sea recomendable que, en una sociedad como la nuestra que se dice, se pretende y se quiere justa e igualitaria, se asuma plenamente -¡en la institución educativa!- un discurso que minusvalora y limita sus capacidades a la mitad de la población, que ignora o juzga negativamente lo femenino, que uniformiza a las mujeres privándolas de rasgos diferenciadores que las individualicen, que proyecta sobre ellas una mirada de superioridad natural absoluta, etc. No todo lo que pertenece a nuestra cultura y tradición es digno de ser promocionado ni conservado: si de verdad no queremos una cultura sexista que siga tratando a las mujeres como seres inferiores que no contribuyen a la conformación de nuestra cultura y de los cuales se puede prescindir, tendremos que pasar a tomar parte activa del discurso y modificarlo críticamente, sin tener miedo a socavar el criterio de autoridad y a sentir inseguridad por renunciar a la tradición de nuestra disciplina. Al contrario, hemos de ser conscientes de que, precisamente es nuestra asignatura uno de los campos en los que es crucial y más necesario cambiar esta inercia académica, ya que por sus características intrínsecas resulta determinante en la construcción del imaginario social y de la personalidad pues, como dice Bakhtin, la literatura –como otros tipos de arte- tiene un discurso profundamente persuasivo, cualidad de la que carecen los de otras disciplinas -incluso, los pedagógicos-, por lo que son medios privilegiados de diseminar ideología (De la Concha, 2000). Pero, si bien nuestro poder de acción es reducido en este sentido, debido a que debemos plegarnos por ley a un programa educativo que impone el modelo historicista en el segundo ciclo de la Enseñanza Secundaria Obligatoria, siempre podremos poner en duda dicho modelo y la base sobre la que se asienta -el canon literario- desde la perspectiva de género y los postulados y orientaciones de la crítica feminista, para “reexaminar un conjunto de normas establecidas sobre los textos culturales que acentúan la necesidad de aceptar y obedecer los usos y leyes del país donde nacimos sin cuestionar la autoridad de los mismos”, “empañar en algo la imagen idílica de la cultura desencadenando su potencial crítico y/o excluyente” (Zavala, 1995) y, en definitiva, exponer las prácticas machistas en el dominio de la cultura para poder erradicarlas (Moi, 1999).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s