El sexismo en los libros de texto

Sexismo en los materiales didácticos.ejemplo

Desde hace ya varias décadas, numerosos estudios publicados por expertas en coeducación, entre los que destacan los llevados a cabo por Garreta y Careaga (1987), Subirats (1993) y Blanco (2000), han puesto en evidencia el sexismo presente en la gran mayoría de los libros de texto de los niveles obligatorios utilizados en las aulas españolas, a la par que han insistido en explicar y recalcar el profundo daño que este hecho conlleva para el alumnado al transmitirle desde su posición como autoridad y de manera no explícita o subliminal, una serie de conocimientos, de modelos y valores que, basados en arraigados estereotipos sexistas, influyen -en momentos cruciales de la formación de su identidad- de manera decisiva en su forma de percibir, organizar y entender el mundo, favoreciendo la asimilación de concepciones y actitudes androcéntricas y machistas de forma “natural” y no problemática.

En este sentido, los libros de texto de Lengua castellana y Literatura no son una excepción, al contario, según demuestran estudios como el realizado por Nieves Blanco[1] es precisamente esta una de las materias en cuyos libros de texto se da una mayor inequidad en la aparición y tratamiento de las figuras femeninas y masculinas. Así, por ejemplo, en el estudio realizado por esta autora sobre los libros de texto del primer ciclo de la ESO de seis editoriales diferentes, resalta el hecho de que en las referencias a personajes con nombre propio aparecen mencionados 967 hombres (en su mayoría escritores, pero también reyes, filósofos…) frente a 164 mujeres (de las cuales solo 20 son escritoras). Tampoco ellas salen mejor paradas en el recuento de los fragmentos de obras incluidos como ejemplos o  lecturas pues tan solo el 14’5% del total han salido de su pluma, mientras que el 81% pertenecen a autores varones.

Vemos pues cómo, a pesar de ser textos posteriores a la reforma educativa de la LOGSE (1990) –ley en la cual se formulan por primera vez en nuestro país los principios de igualdad de oportunidades y de no discriminación por razón de género-, no habían enmendado la perspectiva profundamente androcéntrica con la que tradicionalmente se ha trabajado en la disciplina.

Para comprobar si esta situación se ha perpetuado o, por el contrario, ha cambiado tras la aprobación de la LOE (2006), deberíamos contrastar estos resultados con aquellos proporcionados por nuevos estudios que analicen el nuevo material, aunque, por ahora, este análisis no es posible en tanto en cuanto estos últimos trabajos no han salido a la luz [2]. No obstante, he de decir que a lo largo de mi experiencia como profesora en este nivel educativo en los últimos años no he visto avances significativos, no al menos en lo referido a la inclusión de autoras y sus textos al conjunto de figuras y obras canónicas. Es más, me atrevería a aventurar, a pesar de que no he realizado ningún análisis exhaustivo sobre esta cuestión, que la presencia femenina incluso está disminuyendo en el ámbito de la Historia de la Literatura. La razón de este retroceso estaría, para mí, estrechamente relacionada con la drástica reducción de contenidos teóricos que se ha ido operando año tras año en dichos materiales, y a la que, muy probablemente, los editores se han visto abocados tras comprobar cómo son cada vez más los departamentos que solicitan libros de texto adecuados a niveles bajos de formación para que los puedan trabajar estudiantes que, a rasgos generales, llegan a las aulas de Secundaria con una competencia lingüística y literaria cada vez menor. Así, la necesidad de reducir contenidos habría llevado a un proceso de eliminación de aquellos considerados no centrales o accesorios, entre los que, desgraciadamente, se encuentran las figuras “secundarias” de las escritoras.

En este estado de cosas, el profesorado concienciado con la idea de igualdad entre las personas de distinto sexo no puede confiar en el libro de texto como material útil para trabajar la perspectiva de género (a no ser que se tome como un exemplum a contrariis), lo que le pone en una situación incómoda ya que es este el material que suele guiar el trabajo de aula en la inmensa mayoría de los casos. De este modo, será la iniciativa y el esfuerzo personal el único camino posible para desarrollar un proceso de enseñanza-aprendizaje comprometido con la igualdad. Este camino no será fácil pues requerirá mucho tiempo tanto para la formación como para el acopio de materiales útiles que, en este nivel educativo, son todavía escasos y, a veces, de difícil acceso.


[1] El sexismo en los materiales educativos de la ESO, Instituto Andaluz de la Mujer, Sevilla, 2000.

[2] Con posterioridad a la redacción de estas páginas, ha sido publicado el artículo de Ana López Navajas, “Análisis de la ausencia de las mujeres en los manuales de la ESO: una genealogía de conocimiento ocultada”, en el que compara las publicaciones del año 2007 de tres editoriales diferentes, de 1º a 4º de la ESO y en todas las asignaturas del currículum. En lo que se refiere a la nuestra, los resultados recavados por ella nos hablan de un total de 1212 personajes varones frente a 164 mujeres, lo que supondría reconocer que no se ha producido ninguna mejora en este aspecto pues hemos pasado de un 16% de presencia femenina a un 12%.

Otro dato de interés aportado por la autora y que me parece muy importante recalcar es el hecho de que la presencia de mujeres disminuye a medida que aumenta el nivel de estudio, siendo el 4º curso el que menor cantidad de personajes femeninos tiene pese a ser el curso en que se estudia la literatura contemporánea donde la participación de las mujeres está “más y mejor documentada”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s