Mi propuesta: talleres literarios coeducativos para una educación crítica y liberadora

Con la propuesta didáctica que he diseñado y que presentaré en sucesivas entradas, pretendo, principalmente, generar un conjunto de actividades de aula y recursos didácticos, que:

  • contribuyan a engrosar el, a mi juicio, todavía muy reducido número de materiales docentes de tipo práctico con enfoque de género pensados para trabajar con el alumnado de la Enseñanza Secundaria Obligatoria en el área de Literatura;
  • permitan la puesta en práctica del principio democrático de igualdad efectiva entre los sexos en los procesos de educación literaria en la Enseñanza Secundaria, a partir de la introducción sistemática –y no anecdótica- de las aportaciones de las mujeres en la corriente principal del discurso literario;
  • faciliten esta labor al profesorado de Lengua castellana y Literatura en su práctica diaria y le puedan servir de ayuda a la hora de incluir la perspectiva de género en la enseñanza de la historia de la literatura en la ESO, de manera que esta forma de impartir el conocimiento literario esté cada vez más extendida en las aulas españolas.

Para que esto sea posible, he intentado que dichos recursos, agrupados en diferentes talleres, se amolden a la forma más habitual de organizar el proceso de enseñanza-aprendizaje de los contenidos obligatorios del currículo oficial así como a su secuenciación más frecuente en las programaciones de los departamentos, de modo que las actividades se puedan sumar o vincular de una manera fácil y cómoda para el profesorado, a la vez que motivadora para el alumnado, al trabajo habitual en el aula. Por ello, cada uno de los talleres sugeridos se organiza en torno a una época literaria y se centra en alguno de los temas destacados en el núcleo de conceptos básicos que, normalmente, se incluyen en el estudio de estos, lo que permite a las/los docentes seguir aplicando en sus clases la programación y los materiales con los que están acostumbrados a trabajar en cada unidad didáctica.

Los talleres están pensados para trabajar desde la perspectiva de género los conceptos nucleares que habitualmente constituyen el estudio de las distintas épocas y movimientos literarios que conforman el currículo oficial de la asignatura Lengua castellana y Literatura del curso 3º de ESO, esto es, desde la Edad Media hasta el s. XVIII. En cada taller se incluyen además actividades que servirán para desarrollar o repasar otros conceptos y destrezas no literarios que se incluyen como contenidos mínimos en el currículo obligatorio de este curso, con la intención de alcanzar un aprendizaje integrador en que se interrelacionen Lengua y Literatura desde un enfoque comunicativo, tal y como se ha pretendido con la unión de ambos ámbitos en una única asignatura. De esta manera, su introducción y desarrollo en el trabajo de aula no conllevará contradicciones internas (estructurales y organizativas) con las programaciones didácticas que habitualmente siguen los departamentos, ni con los libros de texto que maneja el alumnado y que se encuentran actualmente en circulación.

Por otra parte, tal y como apunté más arriba, hay en todas las actividades un afán por acercar la asignatura a los intereses del alumnado actual a partir de una metodología activa y participativa que tiene muy en cuenta tanto las nuevas formas de aprendizaje cooperativo como las nuevas tecnologías, y en la que el texto deja de ser el único instrumento educativo utilizado, para convivir con otros recursos audiovisuales e informáticos. Creo que esta metodología, basada en la idea de taller educativo, puede ayudarnos a renovar la enseñanza de la literatura puesto que pone en marcha procesos educativos que fomentan una participación más activa, creativa, lúdica, reflexiva y crítica por parte del alumnado. Además,  nos permitirá implementar en el trabajo de aula las prácticas coeducativas que apuestan por una mayor horizontalidad en las relaciones entre docentes y estudiantes, la reflexión crítica sobre los discursos hegemónicos y los estereotipos de género en que estos se sustentan, y la introducción de los valores femeninos tradicionales de colaboración, solidaridad, diálogo y resolución pacífica de conflictos, como objetivos escolares y democráticos de primer orden.

Por último, he de señalar que el conjunto de actividades está diseñado teniendo en cuenta su aportación a la consecución del mayor número de competencias básicas exigidas al alumnado de esta etapa educativa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s